Crimen Digital” o si fue por el blog o en una entrevista. Pero comentaba que a partir del IMEI podríamos hacer una base de datos que evitara que se activaran los teléfonos reportados como robados.

Hace un par de días, me llamó la atención la siguiente nota.

Telcel y Telefónica se unen contra ilícitos con celular (El Universal, Fuente: Notimex. México, D.F. a 24 de Marzo 2010)

Es claro que en paises de América Latina, el robo de teléfonos celulares o el uso de los mismos para extorsionar después de robados es muy alarmante.

 

Estamos en medio de una polémica si es necesario o no registrar los teléfonos ante el RENAUT y cómo será usada dicha información.

La realidad es que nos quejamos porque la autoridad no puede detener a los delincuentes que hacen uso de las lineas telefónicas, pero tampoco ayudamos a hacer algo al respecto. Muchas personas no confían en la forma en que será usada la información dada al RENAUT y el mismo sistema ha dado mucho de qué hablar en cuanto a la validación de la información.

Pero el tema que quiero abordar no es precisamente el del RENAUT, es el hecho de que un sistema que permita el registro confiable de los teléfonos celulares (equipos), líneas y sus denuncias en caso de robo es mucho mejor que el esfuerzo que estamos viendo en estos momentos.

Lamentablemente comentan en la nota que el IMEI es el que distingue a la línea, cuando realmente es un número único asociado al equipo (teléfono celular). Lo importante del tema es que es claro que podemos obtener el IMEI de nuestro teléfono, pero ¿cuántos de nosotros lo hacemos?

Ahora, sólo son dos empresas de telefonía celular que están haciendo esta situación, de compartir las bases de datos de los IMEI, pero con ello alguien podría activar una nueva línea en un equipo robado con otro proveedor.

Creo desde mi perspectiva que el problema debe ser atacado desde otra perspectiva más completa. Por un lado, crear conciencia de que el usuario debe obtener y guardar su IMEI para que en caso de robo, llene un formato único y sencillo para que sea creada la denuncia ante la autoridad (incluso puede ser por email o internet).

Después que esa información sea dada a los proveedores de telefonía celular para bloquear y cuadyuvar con la autoridad en caso de que alguien se presente con el equipo en un centro de servicio. Junto con la denuncia, el proveedor debe dar de baja temporal el teléfono (dependiendo si es pre-pago o post-pago) para darle la oportunidad al cliente de mantener su número telefónico.

Otro tema de discusión podría ser el hecho de que no existan los teléfonos de “Kit” y que sea necesario registrar el teléfono a una persona, como se hace en muchos países de latinoamérica, donde el teléfono se vende y en el momento hay que vincularlo a una persona.

La verdad son demasiadas cosas las que se me ocurren, pero creo que lo más importante es poder mantener la rastreabilidad de las telecomunicaciones para poder realizar investigaciones más adelante.